Versos Cortos

I
Y si bien es cierto,
que trascender entre poesías,
es morir a bajas dosis de locura.

Prefiero enloquecer lo que me reste de vida.
A torturar mi esencia
de estúpida e insensible cordura.

Ana Lerma.

II
Luna que me adviertes,
Sobre la sensual condena,
De nuestra oscuridad.

Ana Lerma.

III
A algunas les conquistaron bailando, con promesas y rosas.
A mi, leyendo poesías a través del insomnio.
Y desde entonces:
fuimos nuestro mejor testimonio,
Nació todo el amor del silencio,
Fruto de almas podridas, bastardas.

Ahora dulce y tibio tal cual mango en la copa de los árboles,
En plena primavera a vísperas de abril.

Ana Lerma

Comentarios

Entradas populares