Recuerdos.

Cuando yo trabaje en una morgue un par de meses, técnicamente: era bastante sencillo, allá por el año 2008.
Pero mi  cabeza no estaba del todo en ese lugar, a veces realizamos de manera mecánica las rutinas a las que nos acostumbramos.

Sin embargo recuerdo muy bien que nunca me atreví a suturar las dentaduras de los cadáveres ahí. Y no por miedo a "una mordida como reacción involuntaria" sino porque me parecía algo "muy personal" más personal que ver sus vísceras...

En fin. Solo les dejo aquí un poco de la complejidad de mi mente.

Comentarios

Entradas populares