AUSENTE EN LOS POROS

Ideas fugaces que distienden eventualmente las vagas ilusiones.
Me inquietan y me congelan.
Pierde entonces sentido la noche. Una noche que en recuerdos me atormenta. Me habló, a modo de verso, insisto apresurada en silenciar mis estúpidos pensamientos, más fracaso.

La indiferencia y apatía  me saludan, desde lejos, desde un reflejo opaco, al final de todas las melodías que no lograron distraerme: HE VUELTO.

Comentarios

Entradas populares