miércoles, 14 de junio de 2017

Levedad

Levedad.

¿No les ha pasado que llegan a un estado donde no les atrae nada?

¿Ni las relaciones sentimentales, sexuales, platónicas y/o afectivas de cualquier tipo.?

¿No les ha pasado que comienzan nuevamente a sentirse mas plenos en soledad y ausentes en apariencia?

¿Acaso no han tenido la certeza de atreverse a decir que es mas plácido disfrutar el silencio, que gastar besos y caricias.?

A mi me pasa todo el tiempo.

En parte suelo acoplarme a las personas, porque nadie esta dispuesto a acoplarse a mi, y eso ya ha desgastado todos mis ánimos.

Cuando tienes un compromiso con la soledad, las personas parecieran intrusas, profanando elementos para domesticar las conductas. Por ello me pierdo cuando estoy en una relación, por la necedad de obligarte y someterte. De invadir, de no dejarte a solas.

Pareciera que nadie tiene la paciencia necesaria para soportar o comprender los momentos que se filtran entre las miradas, las visitas ocasionales y no depender de un móvil para citarse o reclamarse.
El exponerse al tiempo, al dejar a un lado la impulsividad.

Ya nadie quiere causalidades.
Y yo ahora que no quiero a nadie, abrí fantásticas dimensiones de ligereza a modos inconscientes.

He encontrado por fin tremenda tranquilidad y paz.
En mi zona de confort: mi soledad.

Ana Lerma 2017

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Preambulo de la destruccion

Hoy he salido a las 06:00 am de una guardia. Subí a la ecovia, desesperada por un cigarro, y resintiendo la noche en vela. Mi torpe instint...