Me incorporo...

Donde no sabes ver; ocultaba las emociones bizarras,
Cada que me alejo.

Aquellas que desean,
Imprudentes abandonar mi subconsciente.

Fétidos formoles,
reservando mis viejos diagnósticos
psicosomáticos,
arritmias secundarias,
sin taurinas, sin adrenalinas...

en mis labios drenados, No hay mas nicotinas.

Pero aun así, Ahí...
nadando en burbujas, etílicas.

huyendo de mariposas hediondas.
Cegada en claridades sin luz...
(lastimada huyo.)

En ese mar de ternuras marchitas, para ti,
(y no lo notas),
incendiándome la amargura de tragar tanta impotencia y desprecio.

Paralelas a verter las nociones,
debo indagar en mis refugios,
para volver a ser "yo."

Avergonzada y temerosa,
me detengo para irme, muy lejos,
A donde no se extrañarte tanto,
inhalando vapores de lysol,
antes de ahogarme a mí misma.
Y duermo...

con la intención de ser eterna y amable,
esta noche. Al menos,

al menos, ya no estoy bebiendo...

Ana Lerma 2015

Comentarios

Entradas populares