Hermético y escandaloso silencio

Lágrimas que no han de rodar bajo mis miedos, masticando con náusea las emociones.

Vomitando a escondidas tu recuerdo e inevitablemente me trago las alucinaciones de tu voz!!

Métodos poco habituales para contener mi paciencia y no buscarte, no llamarte, no hostigarte...

- Más no es orgullo, es tristeza de comprobar una y otra vez, vilmente, como me evitas.

Soy tan integra como un roble, tan inflexible; Analizo desde hace tanto mis sobredimensionadamente mis acciones, tan
programadas, que nunca me permito, equivocarme.

Y sin embargo mientras tu me diste libertad de relajarme fue hermoso darme cuenta que no soy un monstruo.

Que fui tan natural y atenta contigo yo podía sonreír, soñar.

Más, te ocultas de mi y no tengo otra labor más que ocultarme de ti también.
Jugar tú juego

Comportarme indiferente, y tratarte igual que trato a todos los hombres, para que consideres que ya no eres especial
(aunque siempre lo serás en silencio)

Ana Lerma 2014

Comentarios

Entradas populares