De ti Muero

De ti muero ... en diarias efemérides, en canciones deja-vus

En insomnios me acosa tu hermosa sonrisa.
De ti muero
Y Realmente daría todo, por poder consumir tu
aliento, olfatear tu piel, inhalar la humedad de tu barba y conversar con tus gestos.

De ti muero y ya dejo de importarme, sonar ridícula, absurda y confesar que -Servando- no me ha sido fácil confesar esto que sospechas...

y qué también me contradigo en mi
último esfuerzo por no dormir; en esta noche que recién comienza, este sábado lluvioso y frio, perfecto para poder
inventarte.

De ti muero ... en un sin fin insistente de recordarte sobre mi pálido lienzo, combinaban tus heridas con las historias
tatuadas en mis piernas, esas que conoces muy bien.

Te imagino tanto que algunas veces olvido el camino de regreso a la vida real. Me instalo en mis sueños lucidos habitando
inocente y feliz tus abrazos, tus cariños, tus mejillas, tu cabello. Me instalo en las palabras que decías todas las veces
que estuviste cerca... yo las gasto insomnio tras insomnio.

No puedo evitarlo.

De ti muero y ciertamente Duele, duele tanto; Hace cerca de dos meses que viajaste y no se me hace fácil aguantar la
respiración, de extrañarte tanto, por fuera te regalo sonrisas, y es evidente que no imaginas lo vulnerable que quede al
enfermarme de ti.

De lo perfectamente insano que es haberme
impregnado de tu ser, de ti me alimente al hacer el amor...

Y mueren, mueren de ti y por ti, mis memorias sin traducción

... que han de traicionarme torciendo nudos en la garganta

Nudos que debo vomitar al despertar para
sobrevivir sin ti, sin mi.

Ana Lerma 2015

Comentarios

Entradas populares