Acariciame en tu olvido

Acaríciame, en tu olvido
y rescátame de ti,
de tus rutinas que me van dejando atrás.

No me pierdas
entre las pilas de viejas películas y cd's...

Acaríciame en tu olvido,
y desempólvame cada fin de mes,
ó bien;
En los miércoles que, descansas.

Que voy despacio, desmembrando la razón.
Acaríciame en tu olvido,

La espalda, como aquel breve y disimulado masaje que me hacías,

(en el cual yo lloré, sabía que no te volvería a ver...)

Rodéame fuerte con tus brazos,
y regálame el tacto de tus manos,
para frotar mi nuca y colgar los escalofríos de par en par.

Acaríciame en tu olvido,
en vaivenes...
en espirales,
quítame estas ganas de extrañarte a diario, y ven a ser de mi.

Réntame tus aburrimientos.

Detén los bordes de tus elocuentes historias
e invítame a narrarte las introducciones de las mías.

Abrígame en tu hamaca los miedos,
y sostén un poco mis cálidos besos.

Déjame observarte, aunque sea de lejos,
si es ahí donde prefieres mantenerme...
que aún así,
yo acariciare tu indiferencia

Quizá llorando
Quizá sonriendo
(Pero siempre en silencio)

Pero acaríciame en tu olvido,
ya que en tu recuerdo no puedo vivir.

Ana Lerma

Comentarios

Entradas populares